REVISTA DE PRENSA

Andalucía, mujer y política

mujeres

 

Amparo Rubiales

 

He participado, por edad y fortuna, en la hazaña histórica que el pueblo andaluz realizó el 28 de febrero de 1980, glosada en muchas ocasiones y desde muchos puntos de vista. Conviene, sin embargo, rememorarla cada año porque un acontecimiento como éste es difícil de repetir; fue además decisivo, no sólo en nuestra historia, sino también en la de España.

El referéndum de aquel 28-F fue absolutamente constitucional, tal y como establecía el artículo 151 de nuestra Carta Magna. Hoy, somos muchos los que pensamos que hay que reformar la Constitución para garantizar, más y mejor, esa “diversidad en igualdad” conseguida en estos años de democracia. “La Constitución tiene medido su futuro -escribe el profesor García Canales- en su capacidad de adaptación a las sucesivas coyunturas históricas en las que se ha de poner a prueba su principal virtualidad: su esencia jurídica”.

OCHO

mujeryagua

 

Almudena Grandes

Son las ocho víctimas que el machismo criminal ha cosechado en un solo mes, enero de 2016

Son ocho. Si fueran diputados de algún partido mayoritario, podrían tal vez desbloquear el Gobierno de la nación. Si fueran escaños en la cámara catalana, podrían inclinar la balanza a favor o en contra de la independencia. Si formaran una corriente consolidada en el comité federal del PSOE, resultarían vitales para influir en la posición de Pedro Sánchez. Si fueran imputados en una macrocausa contra la corrupción, su número sería un argumento ineludible en todas las tertulias. Si fueran testigos del caso Nóos, habrían resultado decisivos para aprobar o condenar la decisión de las magistradas que van a sentar en el banquillo a Cristina de Borbón. Si hubieran muerto en un atentado yihadista, estarían abriendo los telediarios en todos los países del mundo. Si fueran millones de euros, no nos llamaría demasiado la atención que no aparecieran en los balances de cuentas de algún partido o de cualquier institución. Si fueran subordinados de algún poderoso dirigente regional pillados con las manos en la masa, los líderes nacionales de su partido declararían que no existe responsabilidad política alguna de sus superiores. Si fueran trabajadores que han perdido su trabajo no significarían nada en absoluto. Si fueran toneladas de alimentos recogidos en una campaña solidaria estaríamos muy orgullosos de nosotros mismos. Son siete mujeres y una niña de un año y medio. Son las ocho víctimas que el machismo criminal ha cosechado en un solo mes, enero de 2016. Hay quien dice que es una tragedia irresoluble, hay quien habla de la maldad individual de ciertos sujetos, hay quien confía en la educación para resolver el problema a largo plazo. Son ocho, y eran inocentes. A este ritmo, cuando acabe el año serán noventa y seis.

Artículo publicado en El País el 1 de febrero de 2016

Enlace al artículo:

http://elpais.com/elpais/2016/01/29/opinion/1454068433_691721.html

Los contratos precarios alcanzaron en 2015 sus máximos históricos

obreros

 

Los contratos temporales alcanzaron el récord de 17,07 millones en 2015

Manuel V.  Gómez /El País

Los contratos temporales y a tiempo parcial que se firmaron en 2015 rompieron un nuevo techo, pese a que el nivel de empleo es muy inferior al de antes de la crisis (20,6 millones de empleos en 2007 frente a 17,9 millones ahora). Los contratos temporales alcanzaron el récord de 17,07 millones y los de por horas marcaron 6,4 millones, de los que 5,7 millones eran a la vez temporales. Otro máximo. Los síntomas de la precarización abundan en los datos de contratación del Ministerio de Empleo, donde se ve que la duración media de los contratos ha bajado de 79 días en 2006 a 53,4 en 2015.

El mercado laboral español lleva recuperándose dos años tras siete de desplome. En ese tiempo, ha creado poco menos de un tercio del empleo que se destruyó. En cambio, el número de contratos firmados ha crecido a una velocidad de vértigo y ya el año pasado volvió a los niveles previos a la crisis. Los 18,6 millones de contratos firmados en 2015, incluidos los 1,5 millones de indefinidos, suponen un 11% más que en 2014 y solo 45.000 menos que en 2007. Se evidencia que se ha recuperado la actividad económica y se crea empleo, pero también que la precariedad crece.

graficas
Con 2,2 millones menos de asalariados que hace ocho años —14,8 frente a 17 millones— se firman el mismo número de contratos de trabajo. ¿Por qué? Ha descendido la duración media y los de menor duración (siete días o menos) suponen ya el 25% del total. Los economistas hablan de mayor rotación en un mismo puesto.

Un mes de enero negro para la violencia machista en España

asesinadas

 

Álvaro Sánchez/ El País

Las ocho mujeres asesinadas en este primer mes cuadriplican las víctimas de enero de 2015

El primer mes del año termina como uno de los eneros con más mujeres asesinadas por la violencia machista, con ocho víctimas mortales. Solo en uno de los últimos 14 años —en 2006 hubo nueve asesinadas— ha habido más fallecidas a manos de sus parejas o exparejas que en el comienzo de este 2016.

La cifra es la misma que se produjo en 2003, 2011 y 2012, lo que indica que cambios legislativos como la Ley Integral contra la Violencia de Género, aprobada por el Congreso en 2004, no han frenado el número de asesinatos, aunque se hayan introducido instrumentos para mejorar la atención a las víctimas. Las mujeres que sufren malos tratos utilizan cada vez más herramientas como el 016, el teléfono gratuito y anónimo de atención a las víctimas puesto en marcha en 2007, que el pasado año tuvo un récord de llamadas con casi 82.000.

A las ocho mujeres asesinadas hay que sumar el caso de Alicia, el bebé de 17 meses que fue arrojado por la ventana en Vitoria por un hombre de 30 años que también agredió a la madre de la pequeña, una mujer brasileña de 18 años que tuvo que ser hospitalizada.

“Mientras no haya pancartas reclamando libros vamos mal”

victor

 

Exigente crítico de poesía, director del Instituto Cervantes, exdirector de la RAE. Califica el uso de la lengua hoy de zarrapastroso

Juan Cruz/El País

O sea que hablamos fatal. Depende de quién. Una gran parte de la población habla descuidadamente. Y no solo eso. Doña Emilia Pardo Bazán cuenta en Insolación que en ese tiempo se había puesto de modo hablar mal en español. Recuerdo que Rafael Lapesa, tan cuidadoso, le gritó a un motorista: “¡Imprudente!” Le pregunté por qué su generación hablaba así. Fue porque se educó en la Institución Libre de Enseñanza. El modo de hablar traduce la educación. Y la ILE, decía Lapesa, les inculcó el cuidado del lenguaje. Hoy se ha puesto de moda, como cuando Pardo Bazán, el hablar zarrapastroso.

De unas y de otros. No hay diferencia en cuanto soltar tacos entre hombres y mujeres. No estamos en una época histórica en la que se cuide a la lengua, sabiendo, como nos recordaba hace poco Ferlosio en BABELIA, que la lengua es la que nos hace.

¿Qué consecuencias tiene en la calidad de la conversación? Pues que rebaja el nivel, cierra los cauces para un discurso abierto al matiz, a la reflexión, a la crítica, a la racionalidad. Se entra en la espontaneidad vulgar, en la afirmación machista, sea hombre o mujer quien hable.

Es, pues, un tema de educación… Hoy hay un problema en la enseñanza media; alumnos míos que son catedráticos de Instituto están suspirando por marcharse: no soportan lo que está ocurriendo en esos centros. Se ha roto el necesario nivel profesor-alumno, está invadiendo la mala educación y se escapan de profesores. Preocupante.

La matanza de Atocha, el momento clave de la transición

mano

 

El País

Un libro reconstruye la tragedia de enero de 1977 en la fueron asesinados cinco abogados laboralistas

Guillermo Altares

En aquel momento muchos, entre otros el ministro de Gobernación, Rodolfo Martín Villa, y el vicepresidente Alfonso Osorio, pensaron que la transición podría descarrilar en medio de la violencia. Sin embargo, al final, el asesinato de cinco abogados laboralistas en un despacho de la calle Atocha, 55 de Madrid, el 24 de enero de 1977, significó todo lo contrario: la confirmación de que, por mucho que el terrorismo lo intentase, los demócratas no iban a responder con armas a las armas. La aportación de los abogados asesinados aquella noche así como la de sus asesinos, pese a que pretendían todo lo contrario, fue la conquista de la libertad. “Sirvió sin duda para consolidar el camino a la democracia”, explica Alejandro Ruiz Huerta, el único de los abogados que estaba aquella noche en el despacho que sigue con vida. Sobrevivió porque una bala chocó contra un bolígrafo Inoxcrom que llevaba en el bolsillo. “El ADN de la democracia está en Atocha. Siempre he creído en la reconciliación, por eso no pedimos la pena de muerte en el proceso”.

Un libro de Jorge e Isabel Martínez Reverte, presentado este jueves en Madrid en la sede CCOO, que entonces era ilegal como todos los sindicatos de clase, reconstruye aquel momento trágico y a la vez crucial del camino de España hacia la democracia. La matanza de Atocha. 24 de enero de 1977 (La Esfera de los libros) no sólo relata el crimen, sino también el ambiente de aquellos siete días de enero, como tituló Juan Antonio Bardem su película sobre esa semana trágica. Jorge M. Reverte, un periodista y escritor que se ha especializado en largas crónicas sobre la historia reciente de España, empezó el trabajo en solitario. Un ictus que le dejó muy afectado físicamente pero perfectamente lúcido mentalmente se interpuso en su camino, y su hermana Isabel, una veterana periodista de TVE recientemente prejubilada, se sumó al proyecto.

El poder de los sindicatos verticales, especialmente la siniestra central de transportes, los guerrilleros de Cristo Rey, el comisario Antonio González Pacheco, alias Billy el niño, o su compañero Roberto Conesa, que fue el que denunció a las 13 Rosas: la violencia lo impregnaba todo aquellos días. El dictador había fallecido un año y tres meses antes, pero los tentáculos de su régimen seguían siendo poderosos. Dos manifestantes, Mariluz Nájera y Antonio Ruiz, habían muerto, ella por un bote de humo de la policía, él por un disparo de un ultra. Pero la violencia no solo venía desde la ultraderecha: el Grapo había secuestrado al presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol, y al general Emilio Villaescusa.

Tras la matanza, la situación era tan volátil que el Gobierno reconoció que no podía garantizar la seguridad ni de los heridos ni del cortejo fúnebre. Dos abogados, Manuela Carmena, hoy alcadesa de Madrid, y José María Mohedano, tuvieron un papel muy importante en las negociaciones para que el Partido Comunista, entonces en la ilegalidad, garantizase el orden y organizase el funeral, eso sí, sin armas. Sin aquella matanza es inconcebible la legalización de PCE en abril de ese mismo año, por la madurez política y la contención que demostró.

“Cuando volvimos al despacho después de un tiempo”, explica Manuela Carmena, “se instaló una cadena de trabajadores voluntarios para protegernos, desde nuestro piso hasta la calle. Estuvieron meses. Se crearon unos vínculos inolvidables”, prosigue esta abogada que, solo por una casualidad, no estaba aquella noche de enero en Atocha, 55. La exsenadora y exeuroparlamentaria socialista Francisca Sauquillo, cuyo hermano Javier fue asesinado, afirma por su parte: “Era una situación de enorme tensión, era muy difícil luchar por la democracia. En los despachos laboralistas entraba la policía o pistoleros de ultraderecha cada dos por tres. Ir a manifestaciones era un peligro porque podían matarte. Visto 39 años después es difícil percibir lo peligrosos y complicados que fueron aquellos años”.

El libro arranca a las 22.30 del 24 de enero de 1977 en Atocha, 55. Entran dos tipos armados en el despacho laboralista, otro se queda en la puerta. Preguntan por Joaquín Navarro, un sindicalista que se ha enfrentado a los dirigentes de la central falangista de Transportes y que está en la cafetería de abajo. Empiezan a disparar hasta que vacían sus cargadores. Fueron asesinados los abogados Enrique Valdevira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz y Javier Sauquillo (hermano de Francisca), el estudiante Serafín Holgado; y el administrativo Ángel Rodríguez Leal. Resultaron gravemente heridos Miguel Sarabia Gil, Alejandro Ruiz-Huerta, Luis Ramos y Lola González Ruiz, casada con Sauquillo, que falleció el año pasado. Como si se tratase de una maldición, González Ruiz había sido novia de Enrique Ruano, asesinado por la policía en 1969.

Detrás de la matanza se encontraba un magma ultra, nostálgico del franquismo, dispuesto a no perder sus privilegios basados en la corrupción, la arbitrariedad y la violencia. “En los sindicatos verticales la corrupción era salvaje, tenían las pistolas encima de la mesa, vestían camisas azules. La huelga de transportes de 1976 representó una clara amenaza para ellos”, señala Isabel Martínez Reverte. Los asesinos, juzgados y condenados en 1980, fueron Fernando Lerdo de Tejada, que logró huir con un permiso de fin de semana concedido por el juez Rafael Gómez Chaparro y cuyo paradero sigue siendo desconocido pese a que el crimen ha prescrito; Carlos García Juliá, actualmente encarcelado por tráfico de drogas en Bolivia y que también escapó durante un permiso; y José Fernández Cerrá, que salió en libertad condicional tras cumplir 15 años de prisión. Como inductor fue condenado Francisco Corredera Albadalejo, secretario provincial del Transporte. Falleció entre rejas.

Sin embargo, por las trabas que puso el juez Gómez Chaparro –”Pasará a la historia como el magistrado que más daño ha hecho al Estado de derecho en el comienzo de la transición”, afirma el libro– y porque la policía no quiso seguir escarbando, las responsabilidades se quedaron ahí. “Era una mafia cutre y superviviente, de bajos fondos. Esto no es Sicilia”, asegura José María Mohedano, abogado de las víctimas y un personaje clave aquellos días. “Tenían el poder de la estructura sindical franquista, que estaba viva y en funcionamiento, el apoyo de una parte de la policía y de todas las organizaciones de extrema derecha. Me hace gracia cuando se dice que la transición y la conquista de la democracia fueron fáciles: esa gente tenía estructuras muy sólidas. Aunque los individuos eran cochambrosos”. Un personaje que Mohedano quiso llamar a declarar es Billy el niño, el comisario experto en torturar opositores, cuya extradición por crímenes de lesa humanidad ha sido solicitada por Argentina, pero negada por la Audiencia Nacional.

Todos los entrevistados para este reportaje recuerdan con dolor pero también con orgullo aquellos días de enero que ayudaron a cimentar la democracia buscando caminos para frenar la espiral de violencia desde el diálogo. No solo los supervivientes, otros abogados laboralistas, comunistas o no, que podrían perfectamente haber estado allí aquella noche, sino también personajes que en algún momento estuvieron cerca del régimen, como Antonio Pedrol Rius, decano del Colegio de Abogados “En la transición tuvo un mérito muy importante de la izquierda, pero también la derecha democrática. Nos sentamos con quién hiciese falta y llegamos a muchos acuerdos cediendo”, explica Francisca Sauquillo, que deja claro, sin embargo, que “los ultras nunca entraron”. Como recuerda Alejandro Ruiz Huerta, para demostrar la absoluta falta de arrepentimiento de los autores de aquella atrocidad, cada 24 de enero celebraban una mariscada en prisión. Y nunca tuvieron problemas para que les autorizasen a hacerlo.

La escritura o la vida

El abogado José María Mohedano facilitó una copia del sumario del proceso de los asesinos de Atocha a Jorge M. Reverte e incluso le prestó un pequeño despacho en su bufete para manejar el copioso material. Pero cuando llevaba escritas unas cien páginas, había realizado muchas entrevistas y tenía infinidad de notas, ininteligibles para cualquiera salvo el autor, sufrió un ictus.

“Haber podido seguir con el libro ha significado seguir vivo”, afirma Reverte, que se comunica sin problemas por correo electrónico, aunque tiene el habla afectada. “Yo ya identifico estar vivo con poder escribir. Siempre pensé que había que contar aquella noche, porque hubo gente que tuvo un comportamiento extraordinario”.

Noticia publicada el 29 de enero de 2016 en El País

Enlace a la noticia:

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/01/28/actualidad/1453996340_803656.html

El Pleno apoya la inscripción de la antigua fábrica de vidrio en el Catálogo Nacional de Patrimonio Industrial

fabrica

 

Se ha aprobado por unanimidad tras petición del PSOE iniciar los trámites para que la fábrica sea inscrita en el Catálogo Nacional de Patrimonio Industrial.
El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este viernes en sesión ordinaria, ha acordado por unanimidad solicitar a la Consejería de Cultura que emprenda los “trámites oportunos” para que la antigua fábrica de vidrios La Trinidad, enclavada en la avenida de Miraflores y cuya nave central, hornos y chimenea están protegidos como Bien de Interés Cultural (BIC), sea inscrita en el Catálogo Nacional de Patrimonio Industrial. El acuerdo plenario, propuesto por el PSOE, responde a la petición de la plataforma ciudadana que defiende este recinto.

Fue el 4 de septiembre de 2001 cuando la Consejería de Cultura acordó inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz este antiguo y simbólico conjunto fabril de la avenida de Miraflores, adquirido por la sociedad Edificarte Promoción Inmobiliaria, declarada hace años en concurso de acreedores en el marco de la crisis sufrida por el sector inmobiliario y de la construcción.

El Ayuntamiento de Sevilla es el primero en exponer ante otras ciudades europeas su estrategia para captar fondos en el nuevo marco de financiación europea

fondoseuropeosalcalespadas

 

gelanoticias:blogspot 

La Comisión Europea, a través del centro de investigación Instituto de Prospectiva Tecnológica, celebra en la ciudad unas jornadas para compartir experiencias de España, República Checa, Italia y Holanda
* Juan Espadas hace especial hincapié en la estrategia DUSI para las zonas Norte y Macarena, con 18,75 millones de euros de inversión total planificada
* Desde julio pasado, el Consistorio ha presentado a convocatorias de financiación europea proyectos propios que alcanzan los 25 millones de inversión para la ciudad

Sevilla, Rotterdam, Brno y la Región de Emilia celebran en la capital andaluza unas jornadas para compartir experiencias y analizar posibilidades de colaboración en el desarrollo de sus programas de captación de fondos comunitarios. Este encuentro, de dos días de duración, se encuadra en un proyecto piloto comparativo entre los territorios para evaluar el desarrollo sostenible e integrado, y que está liderado por la Unión Europea a través del Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS), cuya sede se ubica en el parque tecnológico Cartuja.
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha inaugurado hoy estas jornadas y ha expuesto ante representantes de la Comisión Europea, del IPTS y de los territorios citados los proyectos presentados por el Ayuntamiento de Sevilla en las últimas convocatorias de financiación comunitaria. Espadas ha hecho especial hincapié en el documento que recoge los proyectos de inversión específicos para las zonas Norte y Macarena, dentro del programa Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (DUSI), incluido en los fondos FEDER.
Juan Espadas, que ha estado acompañado por la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, ha dicho que estas primeras jornadas se celebran en Sevilla precisamente como reflejo de la firme apuesta del gobierno local por la captación de recursos europeos y por reforzar la presencia de la ciudad en los escenarios internacionales.
El regidor ha concretado que la estrategia DUSI para las zonas Norte y Macarena es un “proyecto integral y sostenible” para propiciar el desarrollo “económico, social y medioambiental” de quince de sus barrios. Se trata, además, de “una oportunidad” para afrontar y resolver “asignaturas pendientes” con estas barriadas, y haciéndolo desde la innovación y las nuevas tecnologías y desde un concepto integrado de ciudad. Las jornadas, según ha comentado Espadas, van a servir para “enriquecer” las propuestas de los territorios participantes en ellas, retroalimentándose con sus respectivas experiencias.

Los proyectos desde julio
Desde julio pasado, el Ayuntamiento ha presentado para acogerse a la financiación europea de los FEDER proyectos propios que suman casi 25 millones de euros de inversión global. Pero hay que tener en cuenta que el Consistorio y sus empresas y organismos van también en alianza con instituciones públicas y privadas (entre ellas la Diputación de Sevilla, la Cámara de Comercio, el Instituto Andaluz de Tecnología, la Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía o la Universidad de Sevilla) para iniciativas que alcanzan otros 13,5 millones, de los que una parte tendrá un impacto directo sobre la ciudad de Sevilla.
De todos los proyectos, cinco están aprobados, y el resto, 12, están pendientes aún de análisis y, si procede, del visto bueno. Por su dimensión financiera, la estrategia DUSI para las zonas Norte y Macarena es el más importante, con 18,75 millones de euros de inversión total planificada, y a su vez incluye 17 proyectos específicos para el desarrollo económico y social de estas áreas.
En la nueva Política de Cohesión de la Unión Europea dentro del marco financiero comunitario 2014-2020 cobra mayor importancia que antes el apoyo a proyectos urbanos sostenibles e integrados y con un claro enfoque hacia el empleo, frente a la construcción de infraestructuras públicas, hasta ahora las que habían absorbido los fondos.
Por tanto, los proyectos han sido concebidos para atender a los retos económicos, laborales, sociales, demográficos, ambientales y climáticos de la ciudad de Sevilla, concentrándolos en barrios concretos de los distritos Norte y Macarena que, hoy por hoy, requieren urgentes y especiales necesidades de inversión. Se trata, pues, de nuevas iniciativas que procuran fomentar la actividad económica y el empleo; la movilidad sostenible; la administración electrónica; la eficiencia energética y una economía baja en carbono; la economía digital, y la acción social.
Tras inaugurar estas jornadas y participar en algunos de sus ponencias, el alcalde se ha reunido con el director del IPTS, John Bensted-Smith , para abordar la labor de la institución de investigación europea en Sevilla.

Noticia publicada en gelanoticias.blogspot el 28 de enero de 2016

Enlace a la noticia:

http://gelannoticias.blogspot.com.es/2016/01/el-ayuntamiento-de-sevilla-es-el.html

Carta a Pedro Sánchez: Debemos lograr un pacto de izquierda

carta

 

El PSOE, superando enfrentamientos estériles, tiene la responsabilidad de encauzar su acción hacia políticas transformadoras, de emancipación y solidaridad”, señalan los autores de la carta

José Antonio Pérez Tapias   / Odón Elorza 

Estimado compañero Pedro:

Estamos de acuerdo en que el PSOE, tras las elecciones del pasado 20 D, pasa por un momento crucial. Sabemos que los resultados no fueron buenos para el partido, pero los 90 escaños conseguidos en el Congreso de los Diputados, que sitúan al Grupo Socialista como principal fuerza de izquierda en el Parlamento español, implican una posición que obliga a asumir con coherencia programática y coraje político lo que del PSOE esperan quienes han puesto en él su confianza.

En medio de la difícil situación de nuestra sociedad y de la estructura territorial del Estado español, de las decisiones que tomemos depende el futuro del socialismo democrático en nuestro país, y estamos convencidos que el futuro del país mismo. El PSOE, superando enfrentamientos estériles, tiene la responsabilidad de encauzar su acción hacia políticas transformadoras, de emancipación y solidaridad, contribuyendo desde su posición en la izquierda a articular su pluralidad y a reforzar sus potenciales de cambio. De no ser así, el PSOE podrá verse replegado sobre políticas alineadas con la derecha, sin ser capaz de ofrecer un proyecto de izquierda creíble, tanto para España como para Europa.

“La ciudadanía quiere ver a los políticos viajar en clase turista”

pradas

 

Diario de Sevilla

Apuesta por atender las necesidades de las personas sin empleo e impulsar la SE-40 y el transporte metropolitano.

Manuel Ruesga

La persona de confianza de Susana Díaz en Madrid lleva en el Partido Socialista desde los 15 años, aunque hasta hace poco su rostro sólo era conocido por los vecinos de su pueblo. Antonio Pradas (El Rubio, 1963) releva a Alfonso Guerra como número uno en la lista por Sevilla, donde nunca han perdido.

Sus antecesores como cabeza de lista por Sevilla fueron Felipe González y Alfonso Guerra, ¿mucha responsabilidad?

-Mucha responsabilidad. Represento a la agrupación socialista más importante de España y donde mejores resultados se han obtenido a lo largo de la historia.

Opta a repetir en el Congreso, ¿qué logros obtuvo para la provincia en los primeros cuatro años?

-El Estado de bienestar ha sufrido un ataque feroz a lo largo de estos cuatro años. No hemos podido traer ninguna inversión para nuestra provincia. El Partido Popular ha actuado como un auténtico rodillo sin tener en cuenta cuál ha sido nuestra posición ni la de otros partidos políticos.