EMPRESARIOS

van

Mar Martín

Nuestra acción nos creará enemigos; no nos importa. Merecer el odio de los que envenenan al pueblo, de los que le roban, de los que le toman como cosa explotable, será para nosotros una honra” dijo Pablo Iglesias Posse en uno de sus discursos, siendo ya concejal del Ayuntamiento de Madrid en el año 1908.

Y esa frase lapidaria debe seguir de actualidad a la vista de los comentarios que el presidente del Círculo de Empresarios,  Javier Vega de Seoane hace del resultado de las primarias.

A éste le preocupa que el nuevo Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, critique al gobierno corrupto del PP. Le inquieta que promueva la reducción de la jornada laboral a 35 horas, la subida a 1.000 euros del salario mínimo o una renta básica que se materializaría con un impuesto negativo sobre la renta.

Javier de la Vega prefiere que se sigan aplicando las mismas políticas económicas que se han venido aplicando en los últimos años y que han dado como resultado una mayor desigualdad y el incremento de la deuda, que es ahora mayor que antes del austericidio.

Javier de la Vega apuesta por una España en la que cada día haya más trabajadores pobres y más ricos que acumulen beneficios inmorales.

Apelando a que la corrupción en España es casi un espejismo, a que los empresarios son buenos y creen en el Estado de Bienestar y a que el PP tiene muchos votos detrás, pide a Pedro Sánchez que no cumpla lo prometido a la militancia y renuncie a lo que esperan los votantes.

Atormentado por fantasmas como la reducción de la desigualdad, la eliminación de paraísos fiscales o impuestos sobre el capital, el presidente del Círculo de Empresarios critica que el PSOE defienda la izquierda, ignorando que con sus palabras refuerza el pensamiento socialista trayendo a la memoria las palabras del fundador del partido: “la clase obrera no logrará más mejoras que las que ella imponga por la fuerza de su organización y aún después de logrados habrá de luchar y vigilar para el cumplimiento de ellas. ¡Escribe, Prensa asalariada de la burguesía cuanto se te antoje contra el socialismo, que nosotros no cejaremos en demostrar a los trabajadores la bondad del ideal del Partido Obrero”.