El ministro de Sanidad anuncia la autorización del primer ensayo clínico de una vacuna contra el COVID-19 en España

medidasrecortadas

 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa en rueda de prensa conjunta con la ministra de Defensa, celebrada en el complejo de La Moncloa, ha anunciado que “esta mañana la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios ha autorizado el primer ensayo clínico en nuestro país de una vacuna contra el covid-19”. Este ensayo clínico autorizado afecta a la vacuna que está desarrollando la empresa belga Janssen y es una de las vacunas que la Unión Europea está negociando su adquisición.

Ha explicado que se trata de un ensayo en fase dos que se realizará simultáneamente en tres países europeos: Alemania, Bélgica y España que participará con tres centros hospitalarios con reconocida experiencia como son La Paz y La Princesa de Madrid y el Marqués de Valdecilla de Santander. En el ensayo colaborarán unos 190 voluntarios sanos y pretende calibrar la cantidad de antígeno, la necesidad de una segunda dosis y cómo afecta el intervalo hasta la administración de la segunda toma. El ensayo durará dos meses. Por otro lado, Salvador Illa también anunció que nuestro país opta a “obtener las dosis que nos corresponden de la vacuna que está desarrollando la compañía Astrazeneca” y que “ayer se firmó el contrato definitivo”. Se esperan las primeras dosis para finales de diciembre. En este mismo sentido, ha comentado que la empresa estadounidense Moderna, con la que también está negociando la Unión Europea, ya ha firmado contrato con la empresa española Rovi Pharma para hacer la fase final de la vacuna en nuestro país.

El ministro ha recalcado que “todas las autorizaciones y todos los procesos de compra se sigue canalizado a través de Europa” quien garantiza que tendremos un conjunto de vacunas seguras y que se repartirán “equitativamente entre todos los socios europeos que participamos en esta alianza”.

En su intervención, el ministro, también ha informado sobre la aplicación Radar COVID, un desarrollo informático diseñado para la lucha contra el COVID y de la que ya se han realizado 2,7 millones de descargas en las distintas plataformas. Esta aplicación se enmarca en el esfuerzo del Gobierno de España por coordinar y apoyar las labores de las Comunidades Autónomas “con el ofrecimiento de medios materiales y medios tecnológicos”.

En el seno de Consejo Interterritorial del Sistema de Salud se autorizó el pasado 19 de agosto “su uso en todas las Comunidades Autónomas” y en periodo de pruebas. Desde el día 20 hay varias Comunidades que ya la están usando. Illa ha afirmado que “Todas ellas han manifestado la voluntad de adherirse a este proyecto”. Las comunidades de Andalucía, Aragón, Cantabria, Extremadura, Castilla-León y Canarias han finalizado los procesos de adaptación técnica. Las comunidades de Madrid, Baleares, Murcia y Navarra se incorporarán próximamente al periodo de pruebas. El ministro afirma que “se está trabajando para que antes del 15 de septiembre la totalidad del territorio puedan tener esta aplicación”.

Margarita Robles.

En su turno de intervención la ministra de Defensa, Margarita Robles ha explicado “el ofrecimiento del Ministerio de Defensa a todas las Comunidades Autónomas de la realización de prácticas de rastreo por rastreadores de las Fuerzas Armadas” que se enmara dentro de la necesaria colaboración institucional “algo que es esencial y fundamental para luchar contra el virus.”

La ministra ha informado que en éste momento tiene dos mil rastreadores dispuestos que han “pasado por un proceso de formación” y que son personas que poseen “conocimientos y una formación sanitaria o de técnicos de emergencia”. Estos rastreadores han realizado “durante una semana aproximadamente cinco módulos de trabajo que les ha permitido tener un conocimiento muy adecuado de cuestiones relativas al rastreo” tanto a lo que es el COVID, al contacto con los ciudadanos generando empatía y confianza poniendo por delante los principios éticos en el marco del Estado de Derecho de respeto a la privacidad.

En este sentido ha afirmado que “no cualquiera puede ser rastreador” porque “implica tener conocimientos muy variados tanto de lo que es la enfermedad pero sobre todo de la psicología de las personas” tiene que hacer ver a los ciudadanos que es muy importante que sean conscientes de que el hecho de prestar su colaboración y después cumplirá las instrucciones es algo bueno para ellos, para sus familias y para los ciudadanos en su conjunto.

Tras hacer público el ofrecimiento por parte del Presidente del Gobierno, Margarita Robles ha anunciado que “hasta la fecha cinco comunidades autónomas han pedido ya estos rastreadores” Estas comunidades son Castilla León, Valencia, Murcia, Cantabria y Melilla. Y hay otras dos comunidades que han hecho llegar ya su intención que son Galicia y la Comunidad de Madrid.

Las comunidades que deseen hacer uso de este ofrecimiento “deberán solicitarlo al Ministerio de Sanidad que tendrá en cuenta criterios de necesidad y criterios de urgencia” y será quien determinará aquellas comunidades autónomas donde vallan a ir los rastreadores militares. La ministra afirmó categóricamente que “Nuestros rastreadores están preparados” y explicó que “se incorporarían sobre el terreno en lo que llamamos Unidades de Vigilancia Epidemiológica, siempre en coordinación con la Comunidad Autónoma y el Ministerio de Sanidad” el tiempo que sea necesario.

IMG-20200905-WA0000