Calvo pide unidad al resto de partidos para acabar con la prostitución y la trata. «Nuestra democracia no puede construirse contra la dignidad de las mujeres y menores»

Carmen-Calvo-630x410

“Estamos ante una lucha de país” y “la España que estamos construyendo que tiene que ser un espacio libre de prostitución”. La secretaria de Igualdad del PSOE y vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha pedido este domingo al resto de partidos unidad para abolir la trata y la prostitución “porque una democracia no es compatible con este tipo de prácticas”.

“Nuestra democracia no puede construirse contra la dignidad de las mujeres y los menores”, ha remarcado Calvo en la jornada telemática organizada por el Partido Socialista sobre la ‘Lucha contra la trata y la prostitución’.

Con la abolición se defienden “los derechos humanos de las mujeres en todo el mundo, esa es nuestra libertad y esa es la igualdad que pretendemos”, ha asegurado ante los representantes de Igualdad de los gobiernos autonómicos socialistas. “Hay que rescatar a estas mujeres y a los menores” de la prostitución, del “estigma” y de la “pobreza”. “Están secuestradas en un Guantánamo de cercanías, en un limbo alegal y con sus derechos atropellados”.

Hay que sacarlas de la “esclavitud”, que, con políticas “sociales, de prevención, de protección” puedan conseguir un “empleo’, una “vivienda”, una “vida”. Hay que luchar contras las mafias y “poner el foco” en los consumidores de prostitución, “la quintaesencia del machismo”.

La dirigente socialista, además, ha reflexionado sobre la necesidad de que los ayuntamientos formen parte activa de esta lucha y que la educación sexual y reproductiva se refuerce en la adolescencia para que entiendan que “la dignidad” está en ellos y en ellas. Calvo ha puesto de ejemplo del trabajo de los socialistas en este campo al gobierno balear y su Plan de Lucha contra el Tráfico de Mujeres y Niñas con fines de Explotación Sexual, una iniciativa que ya planean otras comunidades gobernadas por los socialistas.

Calvo espera que, a partir del 4M, sea patente también en la Comunidad de Madrid con Ángel Gabilondo a la cabeza: “Lo mejor que nos puede pasar a las mujeres que vivimos en Madrid es que no se recorten políticas de igualdad, que se apliquen de verdad los fondos del pacto estatal contra la violencia de género”.Han asistido de forma telemática: Blanca Fernández Morena, Consejera de Igualdad y Portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha; Isabel Gil Rosiña, Consejera de Igualdad y Portavoz de la Junta de Extremadura; Nuria Varela, Directora Instituto Asturiano de la Mujer; Pablo Zuloaga, Vicepresidente y Consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte de Cantabria; Javier Ramírez Apesteguía, Vicepresidente primero y Consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, y María Durán, Directora Instituto Balear de la Mujer.